#VidaDeMadres - una valoración real

#VidaDeMadres - una valoración real

Nuevo

Por Babysits, 5 minutos de lectura

Compartir:

La actual situación mundial es estresante para todos. Escuchamos que muchos padres se sienten abrumados con la responsabilidad de educar a sus hijos en casa, trabajar en casa y mantenerse saludables mental y físicamente al mismo tiempo. La buena noticia es que no están solos. Y aunque sabemos que todos los padres y madres están luchando con estos problemas, ¡queremos dedicar este artículo a todas las madres esta semana!

Le pedimos a las madres de todo el mundo que compartieran sus experiencias con nosotros. El resultado es simple: no importa dónde vivas, cuántos hijos tengas, si los estás criando sola o con una pareja; sentirse estresada y abrumada es algo que todas las mamás experimentan de vez en cuando. Échale un vistazo a esta infografía para encontrar algunas citas de mamás como vos de todo el mundo:

Infográfico- Ser madre en el 2020

Podes ver que ser madre implica mucho más que ser responsable. El miedo, la ira y la duda son solo algunos de los sentimientos que las madres suelen experimentar. Sin embargo, la opinión de la sociedad sobre las responsabilidades y las experiencias de las madres son a veces diferentes. Así que nos preguntamos: ¿qué tan diferentes son las expectativas de la realidad de la #VidaDeMadre?

Maternidad realidad vs expectativa

VidaDeMadres - no te compares con otras

Entonces, ¿de qué se trata toda esta envidia sobre la maternidad? Las redes sociales son una gran herramienta para estar en contacto con tus amigos, especialmente cuando no puedes visitarlos en persona. Pero seamos honestos. Seguir constantemente un flujo de fotos familiares perfectas de otros también puede ser agotador. Puede tentarte a compararte a ti mismo y a tu propia vida familiar con la de otras familias en aplicaciones como Instagram. Por favor, no nos malinterpretes, creemos que es legítimo y bonito compartir ideas sobre tu vida familiar. Sin embargo, también creemos que es importante recordar que este contenido representa solo una pequeña parte del día familiar. Y queremos recordarte que aunque estar inspirado es algo increíble, compararte con estándares poco realistas no lo es. Está bien sentirse abrumado con toda la locura que trae una familia; especialmente durante estos tiempos sin precedentes.

¡Te lo mereces! Spa en casa

Por eso queremos ayudarte a relajarte y a centrarte en vos misma y en tu propia familia de nuevo. ¿Y qué podría ser una mejor forma para relajarse que un spa? Correcto: ¡un spa de hecho en casa! Bueno, tal vez tenemos que ser honestos y admitir que puede no ser tan relajante como un día de spa real, pero con las circunstancias actuales, sigue siendo una buena forma de escapar de la realidad por unas horas. ¡Acá está nuestra rutina favorita para un spa casero de hecho en casa!

SPA en casa

1. Ambiéntate

Para disfrutar al máximo de tus momentos de spa, la mentalidad correcta es uno de los requisitos previos más importantes. Agarra tus auriculares o un altavoz y encontrá una lista de reproducción relajante. También podés intentar escuchar un podcast que te relaje o incluso empezar tu experiencia de spa con un poco de meditación.

2. Prepara lo necesario

Antes de encerrarte en el baño, asegúrate de tener todo lo necesario para tu spa: Mascarillas faciales, una taza de té o café, sales de baño, tu exfoliante de pies favorito y algo para entretenerte en tu spa. Sin embargo, no olvides que el objetivo principal es que te relajes. Así que si toda esta preparación te está estresando, también podés disfrutar de un simple baño sin sales de baño, revistas y una bebida.

3. El momento estrella

Al igual que los spas suelen tener diferentes áreas donde se puede sudar en la sauna, darse un chapuzón en agua helada o pasar unos minutos en un jacuzzi, podés decidir qué área usar de tu casa. Puedes, por ejemplo, tomar un baño caliente y escuchar esa relajante lista de reproducción que encontraste antes. También podés tomarte un tiempo extra para hacerte una exfoliación de cuerpo entero y ducharte después. O ¿por qué no disfrutar de la zona exterior del spa (también conocida como tu balcón o jardín)?

4. Disfruta de los resultados

Dejarse llevar suavemente al mundo real después de pasar un tiempo en el spa de tu casa te ayuda a preservar tu relajación un poco más. Ponete tu buzo favorito, unos pantalones cómodos y unas medias gruesas. Si todavía sentís calor por la ducha o el baño caliente, asegúrate de no tomar bebidas heladas inmediatamente. Toma algo más apropiado para tu temperatura corporal actual, por ejemplo, un té tibio.

—-

Mientras leías esto, ¿sentiste que podías relacionarte con el texto? Ciertamente lo hicimos. Es fácil dejarse atrapar por estilos de vida poco realistas y el mundo pulido que pueden mostrar las redes sociales. Proba nuestros consejos de manualidades para volver a prepararte y relajarte ante estos tiempos estresantes. También podés probar algo diferente, como seguir una clase de boxeo en YouTube, si es lo que necesitas para olvidarte de tus preocupaciones por un tiempo. Lo más importante es no olvidar que está bien cometer errores y sentirse estresado. Sentirse abrumada es tan parte de ser madre como querer a tus hijos.