¿Cómo entrevistar a una niñera?

¿Cómo entrevistar a una niñera?

Nuevo
Por Babysits, 6 minutos de lectura

¿Encontraste finalmente un perfil de una niñera que te interesa? Entonces, asegúrate de organizar una reunión de antemano para poder conocerla un poco mejor antes de que comience a cuidar de tus hij@s. También es importante que tu(s) hij@(s) tengan la oportunidad de conocerla antes de tiempo.

**Durante la entrevista de trabajo introductoria podés hacerle varias preguntas. El propósito de esta entrevista es ver si la niñera es realmente adecuada para el trabajo y aclarar las tareas y expectativas. Para tomar una buena decisión, podés hacer las siguientes preguntas:

La motivación

Es importante averiguar cuál es la motivación personal de la niñera. Cuando una persona tiene mano para los niños y le gusta trabajar con ellos es una buena señal. Si la niñera solo quiere ganar un poco de dinero extra para comprar un celular nuevo, podés esperar que no encuentre interesante el trabajo o que no tenga experiencia laboral, y que solo se preocupe por el dinero extra. Estás son algunas preguntas que podés hacerle para averiguar cuál es su motivación:

  • ¿Por qué estás buscando un trabajo?
  • ¿Qué es lo que te gusta de ser niñera?
  • ¿Por qué querés trabajar con niños?

La experiencia laboral de la niñera

Dado que el trabajo de niñera concierne a los niños pequeños, es importante que la niñera tenga alguna experiencia previa con niños, y que no se este presentando al trabajo sin experiencia. Por lo tanto, también es muy importante preguntarle acerca de la experiencia personal. También podés pedir recomendaciones o referencias que la niñera haya recibido de familias para las que ya ha trabajado. Las opiniones de los demás son muy importantes. Si la familia anterior está satisfecha, ya sabes que la niñera está haciendo su trabajo profesionalmente. Preguntas que podés hacerle para saber cuál es la experiencia que tiene como niñera:

  • ¿Ya trabajaste antes con niños? En caso afirmativo, ¿tenés alguna recomendación o referencia?
  • ¿Cuál fue la experiencia más divertida como niñera y cuál fue la menos divertida?

El conocimiento de la niñera

La experiencia es importante, pero la experiencia con el cuidado de niños no significa necesariamente que la persona sepa cómo tratar a los niños en ciertas situaciones. Por eso es importante plantear una serie de situaciones y preguntar cómo reaccionaría la niñera ante ellas. Si querés dejar a tu hijo en buenas manos, tenés que asegurarte de que la niñera pueda responder con discreción y profesionalidad. No se requieren certificados para una niñera. Sin embargo, el conocimiento es poder y ellas pueden demostrar que tienen muchos tipos de conocimientos sobre el trabajo con niños. Ejemplos de preguntas que podés hacerle para averiguar los conocimientos de la niñera:

  • ¿Tenés un certificado de primeros auxilios o una formación pedagógica?
  • ¿Cómo reaccionarías si el niño hace un berrinche?
  • ¿Qué harías si el niño se cae y se lastima?
  • ¿Qué harías si el niño no se duerme?
  • ¿Qué tipo de alimentos no se deben dar en absoluto a un niño menor de 1 año?

Las actividades durante el cuidado de niños

Como padre, podés querer cualquier cosa menos una niñera que viva colgada del celular o en frente del televisor. Proba la creatividad de la niñera de antemano. Las preguntas que podés hacer son;

  • ¿Cuáles son las actividades que te gusta hacer con los niños?
  • ¿Cómo es tu día como niñera junto con el niño?
  • ¿Te gustan las manualidades o los deportes?

La tarifa de cuidado de niños

Antes de contratar a la niñera, es importante hablar sobre cuanto cobra una niñera por el cuidado de niños. La tarifa por hora puede variar por persona. Indica en qué tipo de tarifa de niñera por hora deseas aplicar y luego preguntale qué le gustaría ganar a la niñera por hora, con el fin de llegar a un acuerdo. Tene en cuenta la edad, los conocimientos, la experiencia, las tareas adicionales y las horas de trabajo y el número de niños. Preguntas que puedes hacer sobre la tasa de cuidado de niños;

  • ¿Cuánto era su salario por hora con la otra familia para la que estaba cuidando?
  • ¿Qué tarifa pedis?

La disponibilidad de la niñera

Pensa cuidadosamente cuando quieras contratar a la niñera. Hay muchos tipos diferentes. Algunas niñeras solo pueden trabajar los fines de semana, mientras que otros son muy flexibles. Preguntas que podés hacerle para saber la disponibilidad;

  • ¿Querés trabajar en días fijos?
  • ¿Qué días estás disponible?
  • ¿En qué días no estás disponible de todos modos?
  • ¿Sos flexible? ¿Puedo llamarte inesperadamente debido a emergencias, atascos de tráfico, enfermedad, etc.?

Las tareas de la niñera

Si lo deseas, y si la niñera está preparada, puede asumir varias tareas además del cuidado de los niños. Puede que necesites ayuda en la cocina o en las tareas domésticas, o en pasear a los perros. Todos estos servicios extra de cuidado de niños deben ser especificados antes de que se inicie la relación laboral. Esto se debe a que se tiene que establecer una tarifa por hora que sea consistente con la carga de trabajo y, en segundo lugar, para determinar si la niñera también están de acuerdo con estas tareas adicionales. Las preguntas que podés hacer son;

  • ¿Estás preparado para asumir algunas tareas adicionales además de la de niñera?
  • ¿Sabes cocinar? ¿Hacer tareas de casa? ¿O cuidar de los animales?
  • ¿Tenés alergia a los animales?
  • ¿Podés cambiarle el pañal a un bebé?
  • ¿Sabes cómo bañar a un bebé?
  • ¿Podés ayudar con la tarea?

Además, para asegurarte que su forma de tratar a los niños cuadra con la tuya y tu valores. Si las respuestan encajan con las tuyas, vas a saber que elegiste a la persona adecuada. ¡Tus hij@s te lo van a agradecer!


Haciendo estas preguntas a la niñera, vas a averiguar si la persona es apta para el cuidado de niños y si tenés una buena relación con la persona. ¡Buena suerte con tu entrevista!