Receta de pan casero

Receta de pan casero

Nuevo
Por Babysits, 5 minutos de lectura

Cuando pensamos en hornear con niños, a menudo imaginamos que se prepara el glaseado para las tortas o se decoran galletitas. Pero ¿por qué no presentarles algo más simple y más sano? ¡Esta receta fácil de pan casero es la receta perfecta para principiantes, tanto para niños como para adultos.

No hay nada mejor que el olor a pan recién horneado. ¿Y la mejor parte? ¡No tenés que preocuparte por ingredientes poco saludables como el azúcar y la manteca! El pan es un alimento básico esencial en nuestras vidas, y enseñarle a nuestros hijos a mezclar, amasar y hornear pan es una gran manera de mostrarles el valor de nuestra comida y el esfuerzo que se necesita para producirla.

El pan puede ser súper simple y fácil de hacer. Nuestra receta es genial para principiantes y solamente se necesitan 4 ingredientes. ¡Así que, si sos nuevo haciendo pan, esta es una gran oportunidad para aprender junto con los niños! Sin embargo, estaríamos mintiendo si dijéramos que hornear pan no es un proceso que requiere mucho tiempo. Absolutamente lo es, pero también es la oportunidad perfecta para enseñarle a los chicos el valor de la paciencia y la perseverancia. Los niños deben esperar a que el pan se eleve y a que el pan descanse para al final estar super orgullosos de lo que crearon con sus propias manos.

Como hacer pan casero

Preparación:

  • Tiempo total: 4 horas, 25 minutos
  • Tiempo de preparación: 4 horas
  • Tiempo de cocción: 25 minutos
  • Resultado: 2 panes de 20cm

Ingredientes:

  • 360 ml (1,5 tazas) de agua a temperatura ambiente
  • 2 cucharaditas de sal gruesa
  • 2 cucharaditas de levadura instantánea
  • 420g (3.25 tazas) de harina de pan - extra para la fuente y las manos
  • Opcional: harina de maíz para la fuente

Instrucciones:

receta de pan casero

  1. Agarrá un gran bowl para mezclar y batí la sal, la levadura y la harina (1, 2). Crear un agujero en la mezcla y vertir el agua (3). Mezcla suavemente con una espátula (4). La masa va a parecer que está un poco seca, pero seguí amasando hasta que se incorpore toda la harina (5,6). ¡Este es el momento en el que podés dejar que tu nene empiece a usar las manos! Asegúrate de que se lave bien las manos con jabón antes de empezar a amasar. La masa va a estar un poco pegajosa, ¡pero esto es algo bueno! Moldea la masa en una bola lo mejor que puedas.

  2. Usa papel de aluminio o plástico para cubrir el bowl (7) y déjalo a un lado sobre la mesada. Durante las próximas 2 a 3 horas, la masa va a empezar a subir. La masa aumentará el doble de su tamaño. Se va a pegar a los lados del bowl y va a tener muchas burbujas de aire.

  3. Si los niños están demasiado emocionados como para esperar, pueden pasar directamente al paso 4. Si querés un poco más de sabor, te recomendamos dejar que la masa descanse en la heladera al menos una noche. Después de dejar que la masa suba, podés meter el bowl cubierto en la heladera durante 12 horas. ¡La masa se hinchará aún más! Tus hijos se van a sorprender por el gran cambio.

  4. Decidí dónde vas a trabajar y espolvorea un poco de harina en la superficie (8). Saca la masa fría del bowl y ponela sobre una superficie plana. Algunas de las burbujas de aire que ves se van a desinflar mientras trabajás la masa. Agarra un cuchillo afilado y corta la masa por la mitad para crear dos panes. Espolvorea tus manos con harina y comienza a formar la masa en dos panes largos o redondos. Saca un papel para horno o una fuente y espolvoréalo ligeramente con harina o harina de maíz. La harina de maíz le va a dar un poco de sabor y hará que la corteza sea más crujiente. Coloca los panes a una distancia de unos 10 centímetros (9). Cubrí los panes ligeramente con un paño de cocina ligero y deja que el pan descanse de nuevo durante 45 minutos. Coloca la bandeja de hornear a parte.

  5. Precalenta el horno a 250°C (475°F). Cuando el horno esté listo, ¡es hora de la parte divertida! Usá un cuchillo afilado y marca el pan con algo especial. Marcar significa cortar y cuando marques el pan tenés que cortar a una profundidad de un centímetro. Podrías intentar marcar las iniciales de tu familia o un diseño floral en el pan. Pedile a tus hijos que te den sus sugerencias. ¡Este es tu momento para ser creativo! Durante el tiempo de descanso, si tus panes se bajaron, usa las manos enharinadas para darles forma de nuevo.

  6. Recoge la masa marcada y ponela en el molde. Colócala en el horno precalentado en la rejilla central. Durante 30 minutos hornea el pan hasta que la corteza esté dorada. Proba golpeando suavemente sobre los panes. Si suenan huecos, entonces el pan está listo.

  7. Saca el pan del horno y déjalo enfriar por lo menos 5 minutos antes de cortarlo y servirlo. Podés guardar las sobras sin taparlas durante unos 5 días.

receta de pan casero para niños

¡No te olvides!, podés servirles el pan fresco a tus hijos con todo tipo de cosas ricas para untar:

  • Mantequilla de mani
  • Tomates y queso (mini pizza)
  • Dulce de leche y queso crema
  • Humus
  • Mermelada
  • Palta

¿Te divertiste haciendo esta receta? ¡Echá un vistazo a nuestras otras recetas saludables para obtener más ideas y no te olvides de compartirlas con nosotros etiquetando @babysitses en Instagram! ¡Buen provecho!